La botica en tu cocina 1: el ajo

De forma ancestral los seres humanos hemos usado los alimentos como medicina. Cuando usamos plantas medicinales o alimentos para tratar dolencias ayudamos a que nuestro cuerpo estimule su innata capacidad sanadora. Ayudan a que nos sanemos por nosotr@s mism@s, estimulando así un proceso lento pero efectivo de autosanación. Además no producen daño, como si hacen los medicamentos, sino que ayudan a estimular la digestión, la circulación, el metabolismo, etc. Al usar alimentos nuestro organismo los reconoce como «comida» y puede procesarlos, sintetizarlos y eliminarlos mejor sin causar otros efectos negativos.

¿ Qué son los alimentos medicina?

Son plantas o sus frutos que se han reconocido de forma científica e histórica como beneficiosos para la salud. Lo más común es que se trate de alimentos cuyo uso está muy arraigado en las culturas ya que su consumo se ha transmitido de generación en generación. Puede ser que llegue un momento en el que no se sepa que son alimentos medicinales, pero aún así los seguimos usando y beneficiándonos de sus propiedades (es algo que me parece mágico).


«Que tu alimento sea tu medicina y tu medicina sea tu alimento»

– Hipócrates

Medicinas en tu cocina

En tu despensa tienes muchísimos alimentos que puedes utilizar como medicinas para tratar dolencias comunes: ajo, orégano, clavo, canela, limón, etc

Vamos a ir empezando poco a poco. Hoy hablaremos de un alimento imprescindible (por lo menos en las cocinas de la península):

Propiedades medicinales del ajo

El ajo es una gran fuente de antioxidantes ricos en azufre. El azufre ayuda a nuestro organismo a sintetizar queratina y colágeno, por lo que mejora el aspecto y la salud del cabello, de la piel y de las uñas. También ayuda a eliminar toxinas del organismo.

El ajo tiene muchísimas propiedades medicinales, como pueden ser:

  • Es un buen antiséptico, antibiótico y antimicótico natural que existe. Podemos usarlo en caso de infecciones.
  • También tiene propiedades diuréticas, con esto podemos eliminar toxinas de nuestro cuerpo.
  • Puede ayudar a bajar la fiebre.
  • Ayuda a bajar los niveles del colesterol LDL, con lo protege el corazón y el sistema circulatorio. e
  • Ayuda a estimular el sistema inmune, elevando las defensas.
  • Tiene propiedades que ayudan a bajar los niveles de tensión arterial.
  • Se puede usar en caso de infecciones estomacales.
  • Debido a sus propiedades expectorantes nos puede ser muy útiles en problemas respiratorios como bronquitis, asma, et
  • Ayuda a normalizar los niveles de azúcar en sangre.
  • Es rico en yodo por lo que puede ayudar a regular la función tiroidea en casos de hipotiroidismo.
Ajo como medicina

Remedios naturales con ajo

Aceite de ajo

Si puedes busca ajo ecológico para evitar introducir tóxicos y químicos en tu organismo.

Ingredientes

  • 1 litro de aceite de oliva virgen extra
  • 30 dientes de ajo

Preparación

  • Pela los dientes de ajo, córtalos por la mitad y ponlos en un envase de vidrio.
  • Añade el aceite de oliva cubriendo los dientes de ajo y asegúrate que queda a ras del bote, sin que quede aire dentro.
  • Cierra el envase y déjalo macerar 30 días en un lugar oscuro y seco removiendo cada día (si no puedes intenta hacerlo cada 2 o 3 días).
  • Cuela y envasa en una botellita (los ajos que retires los puedes usar pasa comer si quieres).

¿Cómo lo tomamos?

Lo puedes usar como medicinal, tomando una cucharada al día (puedes tomarla tal cual o mezclándola con algún alimento), o puedes usarlo simplemente para aliñar (para esto mejor usa menos cantidad de ajo para que no sepa tan fuerte.

También puedes aplicarlo en las piernas como remedio natural para varices ya que, al aumentar la circulación sanguínea, puede ayudar a desinflamar esa zona.

Aceite de ajo medicinal

Jarabe de ajo

 Ingredientes:

– 9 dientes de ajo
– 300 gr de miel cruda (si está pasteurizada habrá perdido propiedades)
– Medio limón ecológico partido en dos trozos
– 100ml de vinagre de manzana (a ser posible ecológico y con la madre

Preparación:

1. Pela los ajos y machácalos en un mortero o córtales muy pequeños. También puedes rallarlos en un rallador.
2. En un frasco de vidrio pon la miel y los ajos.
3. Pon el envase al baño María a fuego muy muy bajo para que la miel no se caliente demasiado y pierda sus propiedades. Remueve.
4. Cuando notes que la miel se empieza a calentar apaga el fuego y sigue removiendo durante unos minutos.
5. Saca el frasco del agua.
6. Añade el vinagre de manzana removiendo.
7. Mete el limón cortado en trocitos para que quepa en el envase.
8. Cuando se enfríe cierra y guárdalo en un lugar seco y oscuro durante 7 días removiendo cada día para que se mezclen bien los ingredientes.
9. Cuando pase una semana ya puedes empezar a usarlo. Te dura perfectamente unos meses sin necesidad de refrigeración.

¿Cómo lo tomamos?

Toma una cucharada al día en ayunas si quieres prevenir gripes, resfriados, catarros, etc. Tómalo durante 10 días, descansa 10 días y vuelve a empezar.

Si ya tienes alguna de estas dolencias o sientes dolor de garganta, tos, etc puedes tomar hasta una cucharada 4 veces al día hasta que se pasen los síntomas.

Puedes añadirle si quieres jengibre rallado, cebolla, zanahoria, etc

Jarabe de ajo

Cataplasma de ajo para verrugas

Ingredientes:

– Ajo

-Venda

Preparación:

  1. Machaca un diente de ajo en un mortero.
  2. Pon la pasta sobre la verruga y cubre con una venda o gasa.
  3. Déjalo toda la noche (o todo el día si prefieres)
  4. Por la mañana retira la venda y lava con agua y vuelve a repetir el procedimiento.
  5. Hazlo hasta que elimines la verruga.

CONTRAINDICACIONES DEL AJO

  • No deben de tomarlo personas que tengan problemas de estómago como reflujo, úlceras, acidez, etc.
  • Tampoco personas con problemas de coagulación (ya que el ajo tiene una capacidad anticoagulante), sangrados, o que hayan sido o vayan a ser operadas (ya que puede dificultar la cicatrización).
  • Las personas en tratamiento para la diabetes han de tener precaución ya que el ajo puede provocar hipoglucemia.
  • Las personas con hipertiroidismo deben disminuir su consumo debido a que el ajo puede favorecer la producción de tiroxina.

Recuerda: lo natural no siempre es inócuo.

Si os animáis a prepara algún remedio me encantaría ver una foto de vuestros preparados. Puedes enviármela a través de mis redes sociales:


«El fruto más sabroso de la autosuficiencia es la libertad.»

– Epicuro

Foto de un taller

Actualmente me dedico a hacer Talleres para divulgar estos conocimientos. Además en mi página de Facebook podéis leer más sobre plantas silvestres y cosmética natural y allí estaré encantada de
recibir vuestras fotos y preguntas.

Deja una respuesta

Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner