Malas Hierbas: La Comida Sana y Gratuita

Cocina con Plantas Silvestres

Si vives en el medio rural sólo tienes que salir fuera para verlas. ¿Las ves? Están por todos lados. Miles de plantitas nos acompañan sin que nos fijemos mucho en ellas.
Si vives en una ciudad también están. Sí, sí. Seguro. En grietas en el asfalto, alrededor de árboles plantados, etc…

Las plantas silvestres están por todas partes y nos han acompañado durante muchos miles de años. De hecho, nuestra evolución fue de mano de la suya.

Cuando hacía rutas botánicas yo solía hablar de un futuro hipotético mal afortunado en el que nos viésemos obligados a buscar nuestro propio alimento porque no pudiésemos ir a supermercados o tiendas. Lamentablemente ese futuro hipotético parece más cerca que nunca. Así que este tema me pareció adecuado para este artículo.

Quienes tengan la suerte de habitar en una casa con jardín o en el medio rural, pueden ir investigando y probando, que no tenemos nada más que hacer estos días en los que aun es más seguro permanecer en confinamiento (o casi)

¿Por qué consumir plantas silvestres en el s. XXI?

Vamos a olvidar el apocalipsis, lo primero de todo. De momento todavía podemos ir a tiendas a comprar nuestra comida. Entonces, ¿por qué plantearnos comer plantas silvestres?

  1. No tienen tóxicos: Si las recogemos bien (es decir, fuera de márgenes de carreteras, de zonas ganaderas, etc), las plantas silvestres carecen de agroquímicos, pesticidas, etc. Producto ecológico económico.
  2. Contienen más nutrientes: El uso de abonos químicos y del riego hace que las plantas cultivadas que consumimos sean acuosas e insípidas. Las plantas silvestres nos ayudan a equilibrar nuestra dieta de forma natural y gratuita (sin necesidad de recurrir a caros suplementos artificiales).
  3. Fomentan la autogestión: Tenemos alimentos gratis y sanos a nuestro alrededor y los estamos pisando. Volver al uso de plantas silvestres nos devuelve la soberanía sobre nuestra propias vidas, nos hace depender menos de un sistema de consumo agresivo y dañino para el medio ambiente y pone otra vez en circulación los saberes ancestrales.
  4. Son medicinales: Además de nutritivas, muchas de las plantas silvestres que podemos utilizar como comestibles tienen propiedades medicinales… 2×1!!
Mesa de Trabajo tras la Recolección en Ruta Botánica en Sopuerta, para la posterior elaboración de Pomada Sanjuanera. La Yesca Silvestre

Precauciones a la hora de usar plantas silvestres

Algunas plantas, como adaptación al medio que las rodea, han desarrollado venenos y sustancias tóxicas que las hacen peligrosas para el ser humano. Por esto, a la hora de decidir usar las plantas silvestres para alimentarnos tenemos que tener muy claro que hay plantas que son tóxicas e incluso mortales.

Las hay por todos lados, en grandes cantidades, y muchas veces incluso pueden parecer plantas comestibles. Por todo esto es muy importante que antes de lanzarte a recolectar o a utilizar cualquier planta sepas seguro al 100% de qué planta se trata. No vale ayudarse con fotos en internet o libros. Tienes que acudir a talleres o rutas donde te enseñen a identificar la planta útil y la tóxica.

Además, tienes que saber identificarla en todos sus estadios de desarrollo (en roseta, en floración, con frutos), qué partes de la planta puedes recoger (hay algunas plantas de las que se pueden comer los frutos pero no las hojas, o viceversa, o que en un estadio de desarrollo son comestibles y en otros no) y cómo cocinarlas (algunas plantas son comestibles en crudas, otras sólo si se hierven, etc).

Como las setas. A nadie se le ocurriría comerse una seta si “se parece” a una de un libro o porque mi vecino dice que se puede comer.

También es importante no coger plantas de lugares contaminados: zonas ganaderas, márgenes de carreteras, áreas con agua estancada, etc.

Y de forma ecológica y responsable también debemos acercarnos a la naturaleza con un sentimiento de gratitud y de respeto. Evitemos arrasar con las plantas silvestres, que ya bastante tienen con lo que tienen.

Si las vamos a recolectar es importante que:

  • No recolectemos raíces, pues matamos a la planta.
  • No recolectemos plantas escasas, protegidas, o en peligro de extinción (para eso debes informarte antes de lanzarte a recoger).
  • No recolectar de forma excesiva sobre una misma planta o un mismo terreno, para que puedan seguir desarrollándose.
  • Cuando vayas a cortar alguna parte de una planta hazlo de forma limpia, para evitar infecciones.

Identificación de Plantas Silvestres durante el Taller de Pomada Sanjuanera en Hornedo

«Los indios lakota rezaban al espíritu de la planta antes de recogerla, para que retirase su espíritu de la zona que iban a cortar.»

— Jessica Dos Santos, Fundadora de La Yesca Silvestre

Tú no hace falta que reces, o sí; pero, por favor, muestra respeto por la naturaleza que nos proporciona
medicina y alimento gratis

Algunas plantas sencillas para empezar a cocinar

Solemos tender a pensar que las plantas de zonas exóticas son mejores y nos tiramos a comprar maca andina, ginseng, bayas de Goji… sin saber que las que tenemos a nuestro alrededor son igual de buenas, o incluso mejores. Pues las plantas adaptadas a nuestro ambiente son las que más nos pueden ayudar a tratar problemas derivados de dicho clima.

Siempre, siempre, nos convienen más las plantas de nuestro alrededor que las de zonas alejadas.

Y dicho esto, vamos al meollo del asunto. A nuestro alrededor tenemos una planta que está por todas partes y que, a nivel nutricional y medicinal, es muy importante. Una planta que hemos maldecido muchas veces y que es ampliamente conocida por todo el mundo y muy abundante a nuestro alrededor:

¡¡¡La ORTIGA!!!

Propiedades de la Ortiga

100 gr de ortiga proporcionan 480 mg de calcio, nada más y nada menos que el 60% de
los requerimientos diarios
. Además contienen hierro, manganeso, vitaminas A y K y
ácido fólico.
A parte de sus muchas propiedades medicinales que la convierten en una estupenda planta depurativa, diurética, reconstituyente, etc.

Además está buenísima.

Así que…¡¡¡a comer ortigas!!!

Recolección de Ortiga durante el Taller de cocina silvestre en Liébana de La Yesca Silvestre

Recolección

Para consumir ortigas lo primero que tenemos que hacer es asegurarnos que son ortigas. Las ortigas, son las que pican. Listo. Ya puedes recolectar.

En serio, mucha gente cree que son ortigas otros géneros de plantas que poco tienen que ver con estas. Las ortigas son del género Urtica, es decir, que “pican”. Si no pican no son ortigas. Pican siempre. Sí, aunque no respires también.

Recetas con Ortigas

  • Pues puedes hacerlas en tortilla, escaldándolas previamente.
  • Rebozarla en tempura y fritas en aceite de oliva.
  • Hacer una sopa con ellas.
  • Añadirlas a unos espaguetis como si fuesen espinacas

¡Están buenísimas!

Contraindicaciones de la Ortiga

No deben consumir ortigas las personas con diabetes, hipertensión, enfermedades renales y embarazadas.

Consejos finales + REGALO de Bienvenida al Blog de La Yesca

Si te has quedado con ganas de aprender más acerca de las Propiedades de las Ortigas, no te preocupes porque tienes un Curso Online de Recetas y Remedios Naturales con Ortigas y por agradecerte que te hayas quedado hasta el final podrás disfrutar de este DESCUENTO de 10€ válido hasta el 24 de Julio de 2022:

CUPÓN DE DESCUENTO: #bienvenida

10€ DE DESCUENTO EN EL CURSO DE rECETAS Y REMEDIOS NATURALES CON ORTIGAS. VÁLIDO PARA UN SÓLO USO ANTES DEL 24 DE JULIO DE 2022

¡¡Espero que os animéis a probar en alguna receta esta plantita tan generosa!!


Si cocináis algo con ella me encantaría ver una foto de vuestros platos. Puedes enviármela a través de mis redes sociales:

Actualmente me dedico a hacer Talleres para divulgar estos conocimientos. Además en mi página de Facebook podéis leer más sobre plantas silvestres y cosmética natural y allí estaré encantada de
recibir vuestras fotos y preguntas.


Taller de La Yesca Silvestre en Hornedo

«El fruto mas sabroso de la autosuficiencia es la libertad.»

— Epicuro

Deja una respuesta

Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner